Ciclos y Neurastenias en un mundo cruel

Lupercales (Resubidas)


 

[Neurastenias]

 

 

 

César rechaza (44 A. C.) la diadema que le ofrece Marco Antonio durante las Lupercales, 1894, John Clark Ridpath.

César rechaza (44 A. C.) la diadema que le ofrece Marco Antonio durante las Lupercales, 1894, John Clark Ridpath.

Febrero es el segundo mes del año en el calendario gregoriano. Tiene 28 días y 29 en los años bisiestos. Fue llamado así en honor a las februa en las Lupercales, el festival de la purificación en la Antigua Roma: los sabinos celebraban una fiesta anual de purificación que llamaban februa (de februum, una especie de correa), en una fecha que hoy se identifica como el 15 de febrero. Tras la fundación de Roma y el posterior surgimiento del Imperio Romano, la urbe dominante tomó prestado el nombre de las fiestas ‘februas’ para designar el mes en que estas tenían lugar, que por entonces era el último del año.

Entre los romanos este mes estaba bajo la protección de Neptuno. Lo representaban bajo la imagen de una mujer vestida de azul, con la túnica levantada y sujetada con un cinturón. Llevaba un ave acuática entre las manos y traía sobre su cabeza una urna de la cual salía agua en abundancia, para indicar que es el mes de las lluvias; lo que también significaba la garza real y el pescado que ponían a sus pies.

Februa, también Februatio, era el festival romano de la purificación, más tarde incorporado a las Lupercales. El festival, que es básicamente de lavado o de limpieza de primavera (asociado también con la pluviosidad de esta época del año) y posiblemente de origen sabino. Según Ovidio, Februare, una palabra latina que se refiere a los medios de purificación, especialmente con el lavado o el agua, se deriva de una palabra etrusca anterior refiriéndose a la purificación.

En la Antigua Roma, las fiestas lupercales, también llamadas simplemente lupercales o incluso lupercalia (en latín, Lupercalia), se celebraban ante diem XV Kalendas Martias, lo que equivale al 15 de febrero. Su nombre deriva supuestamente de lupus (lobo, animal que representa al dios Fauno, que tomó el sobrenombre de Luperco), y de hircus (macho cabrío, un animal impuro).

Fiestas Lupercales, óleo sobre lienzo de Andrea Camassei.

Fiestas Lupercales, óleo sobre lienzo de Andrea Camassei.

Cada año, se elegía de entre los miembros más ilustres de la ciudad, a una congregación especial de sacerdotes, los Lupercos o Luperci (Sodales Luperci, “amigos del lobo”). Debían ser en su origen adolescentes que durante el tiempo de su iniciación en la edad adulta sobrevivían de la caza y el merodeo en el bosque. Era por aquel entonces un tiempo sagrado y transitorio en que se comportaban como lobos humanos. Se reunían el 15 de febrero en la recién encontrada gruta (más tarde llamada Ruminal, en honor a Rómulo y Remo) del monte Palatino (la colina central en donde, según la tradición, se fundó Roma). Según la tradición, fue en este lugar donde Fauno Luperco, tomando la forma de una loba, Luperca, había amamantado a los gemelos Rómulo y Remo, y en cuyo honor se hacía la fiesta. También cuenta la tradición que allí había una higuera cuyas raíces habían detenido la cesta en cuyo interior se encontraban los gemelos Rómulo y Remo.

Bajo la sombra de esta venerable higuera, llamada Ruminalis, comenzaba la fiesta con una ceremonia oficiada por un sacerdote en la que se inmolaba una cabra. Después ese mismo sacerdote tocaba la frente de los luperci con el cuchillo teñido con la sangre del sacrificio y a continuación borraba la mancha con un mechón de lana impregnada en leche de cabra. Éste era el momento en que los lupercos prorrumpían en una carcajada ritual. A continuación, se formaba una procesión con los lupercos desnudos que llevaban unas tiras o correas hechas con la piel de la cabra recién inmolada y con ellas azotaban manos y espaldas de las mujeres que encontraban en el camino dispuestas a ser parte de la ceremonia; era el ritual para la fecundidad. Se consideraba además que esto era un acto de purificación, la así denominada februatio.

Círculo de Adam Elsheimerː Cupido y personificaciones de la fertilidad encuentran a los Luperci disfrazados de perros y de cabras.

Círculo de Adam Elsheimerː Cupido y personificaciones de la fertilidad encuentran a los Luperci disfrazados de perros y de cabras.

En el mes de las Lupercales (antiguo precedente de los aquelarres), resubo 9 archivos de diversos géneros y Ciclos. Y actualizo los datos de Ciclotimia: 212 seguidor@s y 193.577 visitas totales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cine Distópico

 

Avalon

 

 

Avalon (Mamoru Oshii, 2001)

 

 

 

 

 

 

Cine de Terror

 

ElGrito

 

 

El Grito (Takashi Shimizu, 2004)

 

 

 

 

 

 

 

Ciclo de Rock Alternativo

 

 

TheCure-3ImaginaryBoys

 

The Cure – Three Imaginary Boys [1979-Deluxe Edition 2004]

 

 

 

Plasmatics ‎– New Hope for the Wretched [1980]

 

 

 

Thin Lizzy – Thunder and Lightning [1983]

 

 

 

Bush – Golden State [2001]

 

 

 

 

 

Ciclo de Rock Ibérico

 

 

VA-VillaMadrid7Duro

 

V.A. – VII Festival Villa de Madrid [Rock Duro] (1984)

 

 

 

Jotakie – Zurt!!! (1986)

 

 

 

R.I.P. – No te Muevas (1987)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Neurastenias (Resubidas) | Ciclotimia Zondica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s