Ciclos y Neurastenias en un mundo cruel

Kortatu – Kolpez Kolpe (1988-Reed.1998)


 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Último disco, sin incluir recopilatorios, en estudio del grupo. A pesar de la simpleza en su composición, la portada, con el nombre del grupo y el título del disco en grandes letras blancas sobre fondo rojo, resulta atractiva. La contraportada, en el mismo tono cromático, muestra a un aizkolari a punto de descargar un hachazo sobre un tronco.

Es el disco enteramente en euskera que el grupo había concebido y anunciado desde un principio. Fermín e Iñigo estudiaron disciplinadamente la lengua para poder afrontar este trabajo. A pesar de todo reciben el apoyo en la composición de las canciones de Josu Landa y Mikel Antza.

El disco se graba en los estudios Iz de San Sebastian de Kaki Arkarazo (miembro de M-Ak), que hace labores de producción. El libreto con información incluye fotos que prueban la colaboración de Yul (R.I.P.), Mikel Insausti (The Covers) o Mikel Laboa. Asimismo nos muestra a Ainhoa e Idoia Fraile, responsables de acordeón y panderetas y a toda la sección de viento con la que se contó en la grabación del disco (Mikel Valkarlos, Javi y Josetxo Süguero y Juan Antonio Diez).

«Kolpez Kolpe» muestra a Kortatu en su versión de guitarras más contundentes. Pero también contiene lo que serían los primeros esbozos de lo que sería luego Negu Gorriak. Ya no hay ska, y el grupo indica la posibilidad de evolución a un espectro amplio de registros sonoros. De hecho las canciones son un auténtico abanico de ritmos diversos, pero que no agotan en su dispersión. Letras oníricas en muchos casos, fantasías, alejadas en muchas ocasiones de los mensajes directos enviados en ocasiones anteriores. Pero todo bajo un fondo musical muy intenso, guitarrero y con secciones de viento poderosas en muchos casos.

Comienza el disco con la elucubración-fantasía de una Euskadi confundida con la Rusia revolucionaria en la que hay además conexiones jamaicanas. Un auténtico delirio. Intensidad de guitarras, haciendo de éste un tema muy vibrante, con ritmo galopante. Muy buena.

“Etxerat!” tiene comienzo similar al de composiciones rockabilly tipo Loquillo o Rebeldes de los primeros tiempos. La banda parece volver a casa tras toda una temporada de gira en la furgoneta. Se mencionan las pancartas electorales de “los campeones de la suciedad. Nos saludan, pidiéndonos a cambio el voto. Pero ni eso nos puede joder, porque volvemos a casa, que se vayan a la puta mierda”. Música muy buena.

Concesión al recuerdo de la ciudad vasca de Gernika bombardeada en la Guerra Civil. Un tema enorme, de lo mejor, con sirenas incluídas. Inevitable no pensar en la composición de los granadinos T.N.T sobre este episodio.

“Denboraren Menpe” tiene un comienzo impactante. Comparte ese aire onírico en las letras de muchas de las canciones del disco. En este caso para referirse al paso del tiempo y a nuestra subordinación al mismo. Tiempo incluso para incluir a Alicia y el conejo con el reloj del País de las Maravillas.

También arranca de forma muy muy potente “A.E.K. ‘Ko Veteranoak”. Pone la piel de gallina. Fermín llevaba chupas de Public Enemy pero esto suena a Beastie Boys. El tema tiene conexiones claras con “No sleep till Brooklyn” del disco de estos últimos “Licenced to Ill” (Def Jam, 1986), o en su versión a lo Stiff Little Fingers “No Sleep ‘til Belfast”, publicado en el disco “No Sleep ‘til Belfast” (Kaz, 1988). Sentando las bases de lo que iba a ser Negu Gorriak. La letra es una amalgama casi poética de referencias a la Euskadi rural.

Peculiar es “Kolpez Kolpe”, marcada por percusiones muy personales. Arranca la canción a golpe de los aizkolaris. Sonidos de hacha volando a cortar la madera. Un ritmo de dub perezoso. El trío se viste, alternativamente de indios para luchar junto a Jerónimo contra el quinto de caballería, o de gladiadores en frente de Julio César, o de vikingos que, montados en su drakkar, piensan “deshacer el viejo y nuevo imperio”, o final y simplemente de aizkolaris que dejan en el bosque “mil troncos sin cabeza”. En cualquier caso, se trata de eso, de ir “kolpez kolpe / golpe a golpe”.

“Ehun ginen” es quizás el tema más atípico. Versión de un tema de M-Ak. La voz femenina de los coros la vuelve incluso febril. Mención a Beirut, Damasco, Rock the Cashbah. Guitarra chirriante.

Se cierra el disco con la sátira política sobre la constitución de un gobierno vasco en el que se margina la opción KAS (“Platinozko sudurrak”) y el canto a la no rendición de “Makurtu Gabe”. La primera de ellas, cuyo título (“Narices de platino”) viene a cuento de la burla que mezcla en toda la canción la droga como motor de los pactos políticos acordados en la época. “Del polvo surgió el gobierno baskongado, gracias a un contrato que hay que leer ‘entre líneas’” suena mucho más intensa en el disco en directo “Azken Guda Dantza” (Oihuka, 1988). En “Makurtu Gabe” se describe lo que parecen las provisiones para pasar un largo tiempo en la clandestinidad, quizás. Irreductibles: “Aunque nos corten una pierna a cada uno, ya saldrán nuevos”.

Para muchos, de lo mejor que grabó el grupo. La reedición posterior corrió a cargo de Esan Ozenki.

Fuente: TGL en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1. «After Boltxebike» – 2:20
  2. «Etxerat» – 3:35
  3. «Gernika 37-87» – 2:20
  4. «Denboraren Menpe» – 3:06
  5. «A.E.K.’ko Veteranoak» – 5:20
  6. «Kolpez Kolpe» – 4:10
  7. «Oker Nago» – 3:20
  8. «Ehun Ginen» – 3:04
  9. «Platinozko Sudurrak» – 3:28
  10. «Makurtu Gabe» – 4:14

Calidad: FLAC

 

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 

4 comentarios

  1. Pingback: Rock Ibérico XIV | Ciclotimia Zondica

  2. ____________________________________

    Enlace DD:

    http://uptobox.com/1wilr5kfnuw4

    ____________________________________

    Le gusta a 1 persona

    03/03/2018 en 19:08

  3. La enumeración que aparece en ‘Makurtu Gabe’ es exactamente lo que un periódico mencionaba que había en el piso de alguien detenido por supuesta pertenencia a ETA. Y si tienes la letra traducida, ya ves que es comida, bebida y ropa sucia. En fin…

    Le gusta a 1 persona

    20/07/2018 en 13:09

    • Sí, recuerdo la letra. De hecho comencé a interesarme en el euskera a base de traducir canciones de Hertzainak, Kortatu y Zarama. También me indigné por todo ese “arsenal sumamente peligroso” que habían encontrado en la casa.

      Me gusta

      20/07/2018 en 13:59

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s