Ciclos y Neurastenias en un mundo cruel

Entradas etiquetadas como “Rock Urbano

Burning – Colección (1988)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Burning es sin duda una de las bandas más legendarias de la historia del rock en España. Su actitud, chulería y autenticidad han marcado una longeva trayectoria, llena de altibajos y contratiempos, en la que se han mantenido siempre fieles a su propio estilo. Burning ha sido una banda de referencia para varias generaciones en las últimas décadas (Loquillo y Trogloditas, Gabinete Caligari, Ramoncín, Pereza,…). Su estilo y su música están claramente influidos por los Rolling Stones, pero también por el rock callejero de Lou Reed y, sobre todo en sus primeros tiempos, por el glam de New York Dolls. Adaptaron como nadie el rock anglosajón al castellano, aportándole su estilo macarra y castizo, creando así una identidad propia. Su música combina el rock enérgico con emotivas baladas cargadas de melancolía. Sus canciones giran en torno a los tópicos del rock and roll (chicas, fiestas, noches de alcohol) y también a temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución).
 
El grupo nace en 1974 en el barrio madrileño de La Elipa, donde la afición a los Rolling Stones, Deep Purple, y otros grupos representativos del rock anglosajón, une a Quique Pérez (bajo), Johnny Cifuentes (piano), Pepe Risi (guitarra) y Toño Martín (voz) con la idea de tener un grupo de rock y tocar en garitos. El intenso calor que hacía el día que bautizaron al grupo fue lo que decidió su nombre.
 
Desde las primeras actuaciones se pudo comprobar el innegable carisma y especial estilo de Toño como cantante, a imagen y semejanza de Mick Jagger, pero con el toque cheli y canalla que el grupo ha mantenido a lo largo de su carrera. Igualmente llama la atención Pepe Risi, autor de la mayoría de las canciones (junto a Toño, mientras éste permaneció en el grupo), y de unos riffs heredados de Keith Richards y Chuck Berry. Su pose, con gafas de sol, chupa de cuero y su Gibson Les Paul “negrita”, es ya un icono de la historia del rock en España. El piano de Johnny es el tercer pilar sobre el que se sustenta el sonido del grupo a lo largo de su historia.
 
En 1978 consiguen grabar, ya por fin, su primer LP: “Madrid” (Ocre, 1978), esta vez en castellano. Su sonido se asemeja al rock and roll stoniano, guitarrero combinado con estremecedoras baladas interpretadas magistralmente por Toño. Por fin los grupos empezaban a contar en castellano historias propias, reales, la verdadera realidad social. Burning fue uno de los primeros grupos en formar parte del movimiento del rock urbano (junto con Leño, Ramoncín, Cucharada,…).
 
«Colección» es un álbum recopilatorio de Burning, editado en 1988 por el sello Perfil. El disco recupera los viejos clásicos de la banda madrileña en sus inicios, concretamente los correspondientes a sus cinco primeros álbumes, éxitos infaltables en cualquier discoteca como “Mueve Tus Caderas”, “Jim Dinamita”, “Qué Hace una Chica como Tú en un Sitio como Éste”, “Es Especial” o “No Es Extraño que Tú Estés Loca por Mí”. Impresindible.

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net / Zonde

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1.  «Muévete en la Oscuridad» – 3:45
  2.  «Chueca» – 4:33
  3.  «Todas las Noches» (J. A. Cifuentes, J. Casas) – 4:30
  4.  «Hombres sin Honor» (J. Casas) – 2:57
  5.  «Victima del Silencio» (J. Casas) – 4:47
  6.  «Ginebra Seca» (J. A. Cifuentes, J. Casas, J. A. Martín) – 3:45
  7.  «Dime quién se Equivocó» (J. Casas) – 4:01
  8.  «El Diablo Vendió Su Alma» (J. A. Cifuentes, J. Casas) – 3:57
  9.  «Atrapado» (J. Casas) – 3:34
  10. «Cuchillo» – 5:02
  11. «Muévete en la Oscuridad» – 3:45
  12. «Chueca» – 4:33
  13. «Todas las Noches» (J. A. Cifuentes, J. Casas) – 4:30
  14. «Hombres sin Honor» (J. Casas) – 2:57
  15. «Victima del Silencio» (J. Casas) – 4:47
  16. «Cuchillo» – 5:02

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Alarma!!! – Alarma!!! (1984)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Año 1981. Las sobras del caldo Cucharada devengan en una escisión del mismo que resucita en tres mosqueteros ya hacendados con la antiguo formación (José Manuel de Tena -voz rasgada y bajo- y José Manuel Díez -batería y voces-) y Jaime Asua -guitarra y voces- que había hecho colaboraciones esporádicas con estos. Es Manolo Tena quien impulsa esta nueva aventura dando muestras de su tenacidad y fortaleza de la que ya da buena cuenta su sufrida trayectoria profesional. Al principio se hacen llamar FBI pero después su mimetismo con The Police (donde les ubica la critica especializada) les lleva a The Alarm que castellanizan como Alarma!!!
 
Para ahorrar estupefacción en el lector, diremos que los Alarma!!! tratan de buscar la alquimia entre la new wave y ese rock urbano sin concesiones, duro, barriobajero; prestan además aliños adicionales salpicados de funk, reggae, after-punk y una especie de proto ska. Esta búsqueda y su ecuación les estamparán contra un público que se divide entre lo heavy y lo pop-plasticazo, quedando nuestros héroes en una yerma tierra de nadie que sólo el paso del tiempo ha devuelto su color y fertilidad. Así pues es esa autenticidad (genotipo de los Cucharada) incardinada en la ardua lucha por lograr concordia entre rumbos contradictorios las que les acarreará la etiqueta too much en los lobbies comercialoides de entonces. El propio Tena lo describiría así reflexionando acerca del primer disco del grupo: “Nuestro trabajo, en esa época, fue absolutamente digno. A mi me gustaba decir que no éramos como José Luis López Vázquez, que ha hecho películas con gente tan diferente como Antonio Ozores o Saura, sino que sólo hacíamos las de Saura. Nos había costado pasar mucha hambre llegar hasta allí, pero éramos félices siguiendo esa línea”.
 
En el año 1984 debutan con sus antiguos camaradas de Leño. Tras eso, el sello Mercury lanza su primer LP homónimo, «Alarma!!!» (Mercury, 1984), que había sido grabado el año anterior en los estudios Eurosonic y Musigrama contando con Carlos Narea a la producción y Pepe Loeches como ingeniero de sonido. A pesar de la calidad del mismo, la hostia es sonada e incomprensible. Se ha hablado de que este trabajo acusaba perturbadoramente esa especie de bipolaridad new wave y punk-rock; quizás, aunque a nuestro entender joyas que además fueron escopeteadas en hasta tres singles de temas estandartes: “Lola”, “Para ti”, y “Tu amor”, debieran haber hollado mejor azar y apertura musical sin complejos, por un público que debido a las transformaciones del país empezaba a preferir papilla antes que buena materia prima. Con todo, como veremos, este disco sí que achaca algunas elecciones desafortunadas en su repertorio y una producción y arreglos que no acaban de abrazar bien la aterradora y visceral ejecución y patología de un grupo cuyos directos debían de dejar sin respiración o habla.
 
El inencontrable primer LP de Alarma!!! ha sobrevivido con dignidad y coherencia a un olvido colectivo, y es que la ingente cantidad de temas casi míticos, estandartes de estados alterados, injusticias sociales, crónicas urbanas de las sucias calles y ácidas críticas a los convecionalismos de la sociedad deja perplejo al oyente futuro que no da crédito a la mala fortuna de esta formación. Dicho esto, es verdad que afecta a su calidad una producción que peca a veces de pragmática, y algunas elecciones desafortunadas en las propuestas que desentonan con la grandeza y carisma de otros temas.
 

La movida empieza con “Para ti” de la dupla Díez – Tena, que es un himno generacional del mismo modo en que lo acabó siendo el amargo “Frío”; la primera vez que lo escuché pensé que me sonaba, que ya lo había oído, como si formase parte de la memoria auditiva de una vida anterior, sobria, rockera, valiente y con una de la mejoras letras de Tena. Aunque lo analizaremos más detenidamente en el apartado de sencillos diremos que su mensaje sigue tan vigente como el primer día, un canto a los perdedores, al malditismo social respecto de la autenticidad y la envidia que genera la libertad de opción, los sueños, su integridad personal.

Le sigue frenéticamente, casi mejor esquizofrénica, “Perdido una vez más”, un tema verdaderamente conceptual, que con sus zigzagueantes riffs de guitarra y redobles de batería intensos emula perfectamente ese estado de ansiedad que precede al consumo, o a la imposibilidad de satisfacción de ese vértigo, del dilema ante la adicción y las visiones tétricas provocadas por la abstemia, un buen tema.

“Manía depresiva”, uno de los mejores cortes acerca de la propensión que tenemos en las sociedades occidentales por tirar la toalla, empujados por la celeridad, por los desencuentros y las compulsiones; la ejecución del tema es impresionante: un buen tempo de guitarras y batería que parece ir a destiempo para que el desasosiego en el interlocutor sea mayor. Jaime está brutal en el colofón final; por su parte, Manolo, con una voz más oscurecida parece hacer un guiño a la persecución del caballo y si no atención: “Salgo corriendo cuando entras en mi cama, pero me alcanzas en el ascensor / me abrazas a traición / da igual lo que piense, da igual lo que intente / por qué te empeñas en arruinar mi vida / siempre me encuentras adonde vaya, ni en sueños logro escapar de ti / empiezo a sonreír a los psiquiatras / y en los sucesos pronto se hablará de mi”. Casi ná.

Respecto a “Nunca pasa nada”, es sin duda el peor tema de este LP que empasta con unos versos anodinos y un ritmo sincopado excesivo la hasta ahora buena marcha del disco. Tampoco se puede catalogar a “Mentiras” de interesante, una melodía muy acertada pero una temática que queda vulgar en comparación con el resto del trabajo que se arriesga con anhelos, crónicas y denuncias suicidas, así pues disfrutable pero inferior respecto a lo que nos suele regalar la pluma de Tena.

A partir de aquí empieza el bombardeo del surco con temas que deberían figurar con letras de oro en el museo rock en este país: “Tu amor” del que el propio Sabina diría envidiar esos versos tan a la nueva ola: “Tu amor de plástico y hermético, tan electrodoméstico / tu amor calienta pero no quema”; un rockazo. “Lola”, crónica de la prostitución con unos ingeniosos versos y un estribillo muy pegadizo lleno de cinismo.

Para seguir con esta línea valiente, valiente “Reina del Neón”, con mejor estilo melódico y poético que Almodóvar, Tena afronta uno de los fenómenos que más polémicas y rechazo generaban en una España que empezaba a juguetear con sus estrenadas libertades, líneas de guitarras contundentes y un señor Díez muy inspirado en el estribillo dan empaque y contundencia a cosas como: “Encerrado en el cuerpo de un hombre sin suerte sabiendo que él todo mujer se siente / camina indiferente por la acera de enfrente, ¿qué le importa a esa gente que le llama indecente”, simplemente maravillosa, lúgubre, adelantada.

“¿Qué tipo de desastre eres tú?” es una de las grandes sorpresas de este larga duración y anticipaba lo que sería el increíble segundo album, con una producción más acertada y un ritmo contagioso. Este tema desenfadado vuelve a fagocitar la mala estrella de los perdedores con un guiño cómico e irónico a los que lo intentan, a los que pierden, a los que fueron sin relevancia ni apoyos, a aquellos cuyo ímpetu y vísceras dejaron impronta y sobrevivieron a un ostracismo absurdo.

Fuente: Wilson Maravella en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1. «Para Ti» (Díez, Tena) – 4:00
  2. «Perdido una Vez Más» (Asúa, Tena) – 2:52
  3. «Manía Depresiva» (Asúa, Tena) – 3:20
  4. «Nunca Pasa Nada» (Asúa, Tena) – 2:58
  5. «Mentiras» (Díez, Tena) – 4:12
  6. «Tu Amor» (Asúa, Tena) – 3:33
  7. «Lola» (Tena) – 4:40
  8. «Reina del Neón» (Tena) – 5:00
  9. «¿Qué Tipo de Desastre Eres Tú?» (Tena) – 3:50

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Topo – Pret a Porter (1980)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Topo es una de las grandes formaciones de la historia del rock urbano ibérico, formado en 1978 en Madrid. Con diferentes etapas, con altibajos, con éxitos y fracasos, pero merecedora de ser considerada como una de las bandas de primer nivel en el incipiente rock peninsular de los 70. Surgió como una escisión de la mítica formación Asfalto, los cuales ese mismo año habían publicado su disco debut. El disco obtiene gran éxito en listas, pero la grabación y el resultado final no satisfacen al grupo. Así pues, José Luis Jiménez (bajo y voz) y Lele Laina (guitarra y voz) se embarcan en la creación de otra banda junto a Terry Barrios (batería; ex de Los Zurdos, ex Franklin y ex Trilogía) y Víctor Ruiz (teclados; ex Alubión).

Rápidamente graban en los estudios Kirios de Alcorcón (Madrid) su primer plástico a finales de 1978, de titulo homónimo, que sería publicado en enero de 1979 y contenía éxitos atemporales como “Vallecas 1996” o “Mis amigos dónde estarán”. Con este disco se colocaron en la primera línea del rock estatal. A pesar de ello su compañía discográfica, Chapa Discos, lejos de apoyar incondicionalmente la música de sus bandas, mostró que sólo buscaba formas de enriquecerse rápida y fácilmente.

La entrada en los años 80 vino acompañada de dos fenómenos musicales: a nivel patrio, la movida madrileña, y a nivel internacional la new wave. Muchos productores, como Teddy Bautista, quisieron subirse a este carro, lo que derivó en resultados poco agraciados para algunos de los grupos más destacados del rock madrileño, como Leño (con el álbum Más madera) o los propios Topo. Con estas premisas, en 1980, impulsan al grupo a realizar un disco “nuevaolero”, al estilo de lo que funcionaba en Gran Bretaña, con un sonido próximo a The Police, producido por Teddy Bautista, que sería titulado «Prêt à Porter» y editado en junio de 1980 por Chapa Discos. Este intento fracasa estrepitosamente y hace que Topo abandone la discográfica.

En palabras de José Luis Jiménez: “En el año 80 todos jugaban a ser New Wave y modernos. Incluso Neil Young, todo el mundo cambió la estrategia. Nos llamó Teddy Bautista, que había sido el productor del primero y nos dijo que lo que hacíamos no molaba (…). Nosotros habíamos hecho la continuación lógica del primero, y nos dieron la vuelta a la tortilla de golpe y porrazo, nos decían que nosotros sí podíamos hacerlo. Así que hicimos unos temas con alfileres, nos fuimos al estudio, lo cambiamos todo completamente y nos convertimos. Los temas se redujeron de tiempo, se hicieron allí mismo: alguno en quince minutos, y nos decían que aquello ya valía. Al final cogimos la torta y nos la llevamos, aquello era una ensalada, Teddy había metido percusión por todos lados, lo llevamos a un técnico llamado Brian, que lo mezcló todo, hizo algo práctico, quitó percusión y salvamos los muebles.”

En 1981 fichan con CBS/Epic, discográfica que editó su tercer y último trabajo con la formación original, “Marea Negra” (1982), un disco de rock puro con grandes composiciones y espectacular sonido, bajo la producción de Carlos Narea. Un álbum genial e imprescindible. En 1984 la formación se separó. Jiménez formó un nuevo Topo con la inclusión de Cacho Casal (batería y voz), Luis Cruz (guitarras y voces) y Pablo Salinas (teclados, guitarras y voces), y publicaron “Ciudad de Músicos”. El grupo se disolvió a finales de los ochenta.

Fuente: Sangre Española + Wikipedia

 

 

 

 

Lista de canciones:

(Todos los temas de José Luis Jiménez, excepto indicados)

  1.  «Vudu Baby» (José Luis Jiménez, Lele Laina) – 3:07
  2.  «Radio 10» – 3:06
  3.  «Hollywood» – 2:50
  4.  «Traeme Tu Amor» (Sam Cooke / Trad.: José Luis Jiménez) – 3:00
  5.  «Te Siento Cerca (José Luis Jiménez, Lele Laina) – 3:00
  6.  «Inesperadamente (Nace una Canción)» – 2:30
  7.  «Eva» – 3:20
  8.  «Reina del Vagón» – 3:38
  9.  «El Extraterrestre» (José Luis Jiménez, Lele Laina) – 3:13
  10. «Correcaminos» (Topo) – 3:37
  11. «Pret a Porter» – 2:59

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Burning – Noches de Rock & Roll (1984)

[Resubida Mejorada]

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Tras la grabación de “Atrapado en el Amor” (Belter, 1982) Toño abandona el grupo para intentar llevar una vida familiar junto a su mujer y su hija, y alejarse de la vida nocturna y las drogas. Algo que no pudo conseguir definitivamente. Tras varios años viviendo con su familia en el pueblo burgalés de Briviesca, los problemas personales provocan su marcha a Barcelona, donde definitivamente vuelve a quedar atrapado por las drogas, los excesos y la vida nocturna. Murió el 9 de mayo de 1991, alejado del mundo de la música y víctima de su estilo de vida.
 
A pesar de las dificultades Johnny y Risi deciden apostar por la continuación de Burning y dan un giro hacia el rock and roll de sus primeros tiempos con la grabación de «Noches de Rock and Roll» (Belter, 1984). Primer disco de Burning sin Toño. Johnny y Risi asumen el papel de cantantes -éste último ya había cantado en “Es decisión” del disco “Bulevar” (Ocre, 1980)-. Aunque suena extraño escuchar a Burning sin su voz, Johnny y Risi mantienen el nivel y le imprimen también ese aire macarra y chulesco que caracteriza al sonido del grupo. El resultado, uno de los mejores discos de su carrera y la vuelta al rock sucio, rabioso, callejero de sus primeros tiempos, sin abandonar las emocionantes baladas.
 
El disco lo abre uno de sus grandes clásicos: “Esto es un atraco”. Rock optimista, macarra, marca de la casa, al igual que “Nena” o “Tú de azul y yo no”. No faltan las historias personales de personajes de su barrio convertidas en canción: “Cristina” o “Johnny el Seco”. Como tampoco podían faltar referencias a su ex-cantante Toño, que había abandonado al grupo para llevar una vida familiar alejada del rock. Risi lo refleja en el tema “Y no lo sabrás” del siguiente modo: “Es bonito tener coche y ser papá, pero a ti la corbata no te va. El nudo es cada vez más fuerte, y tu solo te ahogarás”. Mención destacada merece una de sus obras maestras, igualmente dedicada a Toño. La emotiva balada “Una noche sin ti”. “El sueño de tu sonrisa” y “Corazón solitario”, dos baladas cargadas de nostalgia, completan la colección de temas.
 

Tras el decepcionante “Atrapado en el Amor”, con este disco Burning vuelven a ser Burning, retomando el rock auténtico y recuperando el nivel de sus mejores tiempos y en un momento de forma espectacular de la banda.

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1.  «Esto Es un Atraco» – 3:14
  2.  «Corazón Solitario» – 4:40
  3.  «Una Noche sin Ti» – 4:22
  4.  «Cristina» – 4:21
  5.  «Johnny el Seco» – 3:02
  6.  «Y No lo Sabrás» – 3:48
  7.  «Tú de Azul y Yo No» – 3:35
  8.  «El Sueño de Tu Sonrisa» – 3:33
  9.  «Nena» – 3:06

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Burning – Atrapado en el Amor (1982-Reed.1992)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Con “Bulevar” (1980) se pone fin a la época gloriosa de Burning y a partir de aquí comienzan los problemas: Quique abandona la banda; a Toño le empiezan a pasar factura los excesos con las drogas y, como consecuencia, las relaciones personales con el resto del grupo se deterioran. Toño se mueve ahora entre la vida salvaje del rock and roll y la vida familiar junto a su mujer y su hija, con lo que se le hace difícil compaginar ensayos, conciertos, etc. Toño había conocido a Esther en 1978, en un concierto que dio el grupo en la localidad de Briviesca (Burgos). En los últimos tiempos, sobre todo a partir del nacimiento de su hija, se le hace cada vez más difícil compatibilizar la vida de cantante de un grupo de rock que se mueve por el lado salvaje, con la vida familiar que le reclama Esther.
 
En 1982 se publica «Atrapado en el Amor» (Belter, 1982), un disco introspectivo que se aleja del rock rotundo de los anteriores discos. Refleja una mirada dramática de la vida, repleto de baladas de aire romántico cuyo sonido está definitivamente influido por las circunstancias que rodean ahora al grupo, sobre todo a Toño. Se incluyen algunas joyas como “Chica de moda” o “Hermano”. Los problemas con las drogas comienzan a deteriorar las relaciones entre sus componentes, sobre todo entre Toño y Johnny. Es significativo que éste aparezca relegado a la contraportada del disco mientras que Toño y Risi salgan en la portada, aunque la relación entre ellos también comienza a deteriorarse.
 
Estas circunstancias se reflejan en baladas como “No puedes dejarme”, compuesta tras la marcha de Esther a su ciudad natal, y “Loco por ti (Penny)”, canción dedicada a su hija en la que reconoce “por ti he dejado de tomar drogas mi amor, por ti he cambiando de amigos sin razón”.
 
Un disco en general de aire introspectivo, repleto de baladas, en las que destacan, además de las ya citadas, la historia de la muerte de un camello de barrio en “Hermano”, o “Extraño en la ciudad” quizá la canción que mejor refleja la situación personal por la que pasa el cantante. La interpretación de Toño vuelve a ser soberbia, repleta de matices y sentimiento. Los únicos toques de cierto optimismo aparecen en “Chica de moda” o “Motor love”.
 
El resto del disco está muy alejado del nivel al que Burning nos tenían acostumbrados: “Jugando con la noche”, “Baila” y “Policía sideral o guerrero estelar” son temas menores.
 

Tras la grabación del disco Toño abandona el grupo para intentar llevar una vida familiar junto a su mujer y su hija, y alejarse de la vida nocturna y las drogas. Algo que no pudo conseguir definitivamente. Tras varios años viviendo con su familia en el pueblo burgalés de Briviesca, los problemas personales provocan su marcha a Barcelona, donde definitivamente vuelve a quedar atrapado por las drogas, los excesos y la vida nocturna. Murió el 9 de mayo de 1991, alejado del mundo de la música y víctima de su estilo de vida.

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1.  «Chica de Moda» (J. Casas, J. A. Martín) – 2:40
  2.  «Hermano» (J. Casas) – 4:42
  3.  «Loco por Ti (Penny)» (J. Casas, M. Fernández, J. A. Martín) – 4:20
  4.  «No Puedes Dejarme» (J. Casas, J. A. Martín) – 3:32
  5.  «Jugando con la Noche» (J. Casas, J. A. Martín) – 2:29
  6.  «Baila» (Burning) – 2:03
  7.  «Policía Sideral o Guerrero Estelar» (Burning) – 3:55
  8.  «Extraño en la Ciudad» (Cifuentes, J. Casas, J. A. Martín) – 4:25
  9.  «Motor Love» (J. Casas, J.A. Martín) – 2:36

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Burning – Cuchillo (1987-Reed.2012)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Burning es sin duda una de las bandas más legendarias de la historia del rock en España. Su actitud, chulería y autenticidad han marcado una longeva trayectoria, llena de altibajos y contratiempos, en la que se han mantenido siempre fieles a su propio estilo. Burning ha sido una banda de referencia para varias generaciones en las últimas décadas (Loquillo y Trogloditas, Gabinete Caligari, Ramoncín, Pereza,…). Su estilo y su música están claramente influidos por los Rolling Stones, pero también por el rock callejero de Lou Reed y, sobre todo en sus primeros tiempos, por el glam de New York Dolls. Adaptaron como nadie el rock anglosajón al castellano, aportándole su estilo macarra y castizo, creando así una identidad propia. Su música combina el rock enérgico con emotivas baladas cargadas de melancolía. Sus canciones giran en torno a los tópicos del rock and roll (chicas, fiestas, noches de alcohol) y también a temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución).
 
El grupo nace en 1974 en el barrio madrileño de La Elipa, donde la afición a los Rolling Stones, Deep Purple, y otros grupos representativos del rock anglosajón, une a Quique Pérez (bajo), Johnny Cifuentes (piano), Pepe Risi (guitarra) y Toño Martín (voz) con la idea de tener un grupo de rock y tocar en garitos. El intenso calor que hacía el día que bautizaron al grupo fue lo que decidió su nombre.
 
Desde las primeras actuaciones se pudo comprobar el innegable carisma y especial estilo de Toño como cantante, a imagen y semejanza de Mick Jagger, pero con el toque cheli y canalla que el grupo ha mantenido a lo largo de su carrera. Igualmente llama la atención Pepe Risi, autor de la mayoría de las canciones (junto a Toño, mientras éste permaneció en el grupo), y de unos riffs heredados de Keith Richards y Chuck Berry. Su pose, con gafas de sol, chupa de cuero y su Gibson Les Paul “negrita”, es ya un icono de la historia del rock en España. El piano de Johnny es el tercer pilar sobre el que se sustenta el sonido del grupo a lo largo de su historia.
 
En 1978 consiguen grabar, ya por fin, su primer LP: “Madrid” (Ocre, 1978), esta vez en castellano. Su sonido se asemeja al rock and roll stoniano, guitarrero combinado con estremecedoras baladas interpretadas magistralmente por Toño. Por fin los grupos empezaban a contar en castellano historias propias, reales, la verdadera realidad social. Burning fue uno de los primeros grupos en formar parte del movimiento del rock urbano (junto con Leño, Ramoncín, Cucharada,…).
 
«Cuchillo» (Victoria, 1987) es el séptimo álbum de estudio de la banda madrileña, grabado en la primavera de 1987 en los estudios Audiofilm de Madrid. A estas alturas de su carrera ya sabemos lo que vamos a encontrarnos en un disco de Burning. Ellos siguen fieles a su estilo, al margen de modas o intereses de la industria. Esto es por otra parte lo que les hace mantener un grupo fiel de seguidores que reconocen su coherencia y su honestidad y esperan de ellos unas lecciones de rock auténtico hecho con el corazón. Y esto es lo que encontramos en este disco. Es decir, nada diferente a los que hayamos visto en sus anteriores entregas (sobre todo a partir de la línea marcada por “Noches de Rock and Roll” (Belter, 1984), aunque no alcanza el nivel de éste). Podemos decir que el disco se mueve por los mismos cauces que su antecesor “Hazme Gritar” (Victoria, 1985), lo cual no es ni mucho menos negativo. En este disco volvemos a tener rock al más puro estilo Burning: una mezcla de rock and roll para disfrutar, historias urbanas y baladas cargadas de emoción.
 
Siguen apareciendo temas de gran nivel, como “Muévete en la oscuridad” o “Chueca”, un reflejo de la vida marginal y la violencia del barrio. Recuperan para este disco “Ginebra seca”, una canción que había aparecido como cara B del single de 1978 “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?”, pero esta vez en una nueva versión cantada por Johnny.
 
“Hombres sin honor” y “Todas las noches” son dos intensos medios tiempos que también merecen estar entre lo mejor del disco. Igualmente destacable es la canción que cierra el mismo, “Cuchillo”, dedicada al dueño del mítico bar Pentagrama, que se había suicidado recientemente, y cuyo apodo era precisamente ese. El disco está dedicado a su memoria. Tampoco desentonan las baladas “Víctima del silencio” y “Dime quién se equivocó”, o el rock más potente de “El diablo vendió su alma” o “Atrapado”.
 

En definitiva, lo que ofrece este disco es una muestra de lo que es el rock de Burning. Una colección de buenos temas hechos con el corazón, aunque en este caso el sonido del disco siga sin hacerles justicia.

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

(Todos los temas de J. A. Cifuentes, excepto indicados)

  1.  «Muévete en la Oscuridad» – 3:45
  2.  «Chueca» – 4:33
  3.  «Todas las Noches» (J. A. Cifuentes, J. Casas) – 4:30
  4.  «Hombres sin Honor» (J. Casas) – 2:57
  5.  «Victima del Silencio» (J. Casas) – 4:47
  6.  «Ginebra Seca» (J. A. Cifuentes, J. Casas, J. A. Martín) – 3:45
  7.  «Dime quién se Equivocó» (J. Casas) – 4:01
  8.  «El Diablo Vendió Su Alma» (J. A. Cifuentes, J. Casas) – 3:57
  9.  «Atrapado» (J. Casas) – 3:34
  10. «Cuchillo» – 5:02

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Burning – El Fin de la Década (1979)

[Resubida Mejorada]

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Burning es sin duda una de las bandas más legendarias de la historia del rock en España. Su actitud, chulería y autenticidad han marcado una longeva trayectoria, llena de altibajos y contratiempos, en la que se han mantenido siempre fieles a su propio estilo. Burning ha sido una banda de referencia para varias generaciones en las últimas décadas (Loquillo y Trogloditas, Gabinete Caligari, Ramoncín, Pereza,…). Su estilo y su música están claramente influidos por los Rolling Stones, pero también por el rock callejero de Lou Reed y, sobre todo en sus primeros tiempos, por el glam de New York Dolls. Adaptaron como nadie el rock anglosajón al castellano, aportándole su estilo macarra y castizo, creando así una identidad propia. Su música combina el rock enérgico con emotivas baladas cargadas de melancolía. Sus canciones giran en torno a los tópicos del rock and roll (chicas, fiestas, noches de alcohol) y también a temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución).
 
El grupo nace en 1974 en el barrio madrileño de La Elipa, donde la afición a los Rolling Stones, Deep Purple, y otros grupos representativos del rock anglosajón, une a Quique Pérez (bajo), Johnny Cifuentes (piano), Pepe Risi (guitarra) y Toño Martín (voz) con la idea de tener un grupo de rock y tocar en garitos. El intenso calor que hacía el día que bautizaron al grupo fue lo que decidió su nombre.
 
Desde las primeras actuaciones se pudo comprobar el innegable carisma y especial estilo de Toño como cantante, a imagen y semejanza de Mick Jagger, pero con el toque cheli y canalla que el grupo ha mantenido a lo largo de su carrera. Igualmente llama la atención Pepe Risi, autor de la mayoría de las canciones (junto a Toño, mientras éste permaneció en el grupo), y de unos riffs heredados de Keith Richards y Chuck Berry. Su pose, con gafas de sol, chupa de cuero y su Gibson Les Paul “negrita”, es ya un icono de la historia del rock en España. El piano de Johnny es el tercer pilar sobre el que se sustenta el sonido del grupo a lo largo de su historia.
 
En 1974 graban su primer single: “I’m Burning” (Movieplay, 1974), compuesto por el dúo Toño-Risi  y cantado en un inglés de barrio, con un sonido muy glam, en el que mezclan influencias de Marc Bolan y New York Dolls. En la cara B graban una versión de “Johnny B. Goode”, de Chuck Berry, que posteriormente nunca faltará en los conciertos del grupo. Su segundo single se publica en 1975: “Like a Shot” (Movieplay, 1975), con “Rock and Roll” en la cara B. Estas canciones, compuestas por el dúo Toño-Risi y cantadas en inglés, se acercan más al rock clásico con un sonido sucio que luego sería su seña de identidad.
 
Son unos primeros momentos llenos de dificultades: la censura impide la publicación de su LP “Sólo Para Mujeres” (1975); no encuentran batería estable; y Risi tiene que cumplir el servicio militar. Aún así consiguen forjarse a base de directos llegando a actuar en el famoso Festival de la Cochambre celebrado en Burgos en 1975.
 
En 1978 consiguen grabar, ya por fin, su primer LP: “Madrid” (Ocre, 1978), esta vez en castellano. Su sonido se asemeja al rock and roll stoniano, guitarrero combinado con estremecedoras baladas interpretadas magistralmente por Toño. Por fin los grupos empezaban a contar en castellano historias propias, reales, la verdadera realidad social. Burning fue uno de los primeros grupos en formar parte del movimiento del rock urbano (junto con Leño, Ramoncín, Cucharada,…).
 
«El Fin de la Década» (Ocre, 1979) supuso la continuación de la propuesta musical de su primer disco. Para muchos éste puede considerarse el mejor álbum de Burning. Sin duda fue el álbum que les lanzó a la fama, el disco definitivo. Contiene dos de sus canciones más conocidas: “Mueve tus caderas” y “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?”.
 
Al igual que en su primer trabajo siguen los aires stonianos, y la temática habitual: chicas, rock and roll, drogas e historias urbanas. El primer single que se extrajo del disco fue su clásico “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?”. Se publicó en 1978 y como cara B incluía “Ginebra seca”. Una canción que luego no se incluyó en el LP y que posteriormente recuperarían para el LP “Cuchillo” (Victoria, 1987) en una nueva versión cantada por Johnny.
 
Su éxito masivo llegó con la inclusión de la canción en la película “¿Qué Hace una Chica Como Tú en un Sitio Como Éste?” (1980) de Fernando Colomo, en la que los propios Burning eran protagonistas.
 
El disco supuso su salto a la popularidad, sobre todo gracias a esta gran canción, considerada ya un clásico del rock español, además de la ya nombrada “Mueve tus caderas”. Pero el disco rebosa calidad en todas las composiciones, y como es habitual en el grupo, combinan excepcionales muestras de rock demoledor (“Seducción”, “Puedes sentirlo”) con baladas magistrales convertidas también en clásicos de la formación (“Balada para una viuda”, “Lo que el tiempo no borró”, “Las chicas del drugstore”), interpretadas de modo sublime por Toño, al igual que los medios tiempos (“Un poquito nada más”, “Bajo los focos”) en los que se puede apreciar la clara influencia de Lou Reed.
 

Estamos ante el disco más conocido del grupo y también (algo que no tiene por qué coincidir) con uno de sus mejores trabajos. La mejor muestra del rock callejero que realizaba Burning en sus inicios, una mezcla perfecta de rock enérgico con baladas cargadas de sentimiento y melancolía. Con interpretaciones magistrales sobre todo en la voz y en la guitarra (el dúo Toño-Risi, autores de la mayoría de las composiciones, ha sido comparado en ocasiones con el dúo Jagger-Richards). En definitiva, uno de esos discos que merece estar entre los mejores del rock español.

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1.  «Mueve Tus Caderas» – 2:50
  2.  «Qué Hace una Chica como Tú en un Sitio como Éste» – 4:05
  3.  «Un Poquito Nada Más…» – 3:50
  4.  «Bajo los Focos» – 4:40
  5.  «Puedes Sentirlo» – 2:34
  6.  «Seducción» – 2:10
  7.  «Las Chicas del Drugstore» – 5:39
  8.  «Lo que el Tiempo No Borró» – 5:54
  9.  «Balada para una Viuda» – 4:40

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Burning – Madrid (1978)

[Resubida Mejorada]

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Burning es sin duda una de las bandas más legendarias de la historia del rock en España. Su actitud, chulería y autenticidad han marcado una longeva trayectoria, llena de altibajos y contratiempos, en la que se han mantenido siempre fieles a su propio estilo. Burning ha sido una banda de referencia para varias generaciones en las últimas décadas (Loquillo y Trogloditas, Gabinete Caligari, Ramoncín, Pereza,…). Su estilo y su música están claramente influidos por los Rolling Stones, pero también por el rock callejero de Lou Reed y, sobre todo en sus primeros tiempos, por el glam de New York Dolls. Adaptaron como nadie el rock anglosajón al castellano, aportándole su estilo macarra y castizo, creando así una identidad propia. Su música combina el rock enérgico con emotivas baladas cargadas de melancolía. Sus canciones giran en torno a los tópicos del rock and roll (chicas, fiestas, noches de alcohol) y también a temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución).
 
El grupo nace en 1974 en el barrio madrileño de La Elipa, donde la afición a los Rolling Stones, Deep Purple, y otros grupos representativos del rock anglosajón, une a Quique Pérez (bajo), Johnny Cifuentes (piano), Pepe Risi (guitarra) y Toño Martín (voz) con la idea de tener un grupo de rock y tocar en garitos. El intenso calor que hacía el día que bautizaron al grupo fue lo que decidió su nombre.
 
Desde las primeras actuaciones se pudo comprobar el innegable carisma y especial estilo de Toño como cantante, a imagen y semejanza de Mick Jagger, pero con el toque cheli y canalla que el grupo ha mantenido a lo largo de su carrera. Igualmente llama la atención Pepe Risi, autor de la mayoría de las canciones (junto a Toño, mientras éste permaneció en el grupo), y de unos riffs heredados de Keith Richards y Chuck Berry. Su pose, con gafas de sol, chupa de cuero y su Gibson Les Paul “negrita”, es ya un icono de la historia del rock en España. El piano de Johnny es el tercer pilar sobre el que se sustenta el sonido del grupo a lo largo de su historia.
 
En 1974 graban su primer single: “I’m Burning” (Movieplay, 1974), compuesto por el dúo Toño-Risi  y cantado en un inglés de barrio, con un sonido muy glam, en el que mezclan influencias de Marc Bolan y New York Dolls. En la cara B graban una versión de “Johnny B. Goode”, de Chuck Berry, que posteriormente nunca faltará en los conciertos del grupo. Su segundo single se publica en 1975: “Like a Shot” (Movieplay, 1975), con “Rock and Roll” en la cara B. Estas canciones, compuestas por el dúo Toño-Risi y cantadas en inglés, se acercan más al rock clásico con un sonido sucio que luego sería su seña de identidad.
 
Son unos primeros momentos llenos de dificultades: la censura impide la publicación de su LP “Sólo Para Mujeres” (1975); no encuentran batería estable; y Risi tiene que cumplir el servicio militar. Aún así consiguen forjarse a base de directos llegando a actuar en el famoso Festival de la Cochambre celebrado en Burgos en 1975.
 
En 1978 consiguen grabar, ya por fin, su primer LP: «Madrid» (Ocre, 1978). Esta vez en castellano, cuentan historias de la calle, de su propio barrio. Su sonido se asemeja al rock and roll stoniano, guitarrero (“Madrid”, “Jim Dinamita”, “Miéntelas”) combinado con estremecedoras baladas (“Lujuria”, “Sin tiempo para vivir”) interpretadas magistralmente por Toño. Por fin los grupos empezaban a contar en castellano historias propias, reales, la verdadera realidad social. Burning fue uno de los primeros grupos en formar parte del movimiento del rock urbano (junto con Leño, Ramoncín, Cucharada,…).
 

El primer disco de Burning marca el comienzo de una época. El sonido del grupo está claramente influido por The Rolling Stones y por Lou Reed, pero ellos lo adaptan a su realidad, a su barrio, a Madrid, a su propio estilo de vida y forma de ser y de expresarse. Todo esto lo cantan en castellano, creando un genuino rock stoniano “de barrio” (nacía en España el rock urbano). Sonido sucio, letras que reflejan la realidad social y temas irrepetibles.
 
Tras los primeros sonidos de unas flautas en la introducción de “Madrid”, irrumpe el piano de Johnny, tras lo cual el riff a lo Keith Richards de Risi y el estremecedor Hammond de Johnny nos adelantan ya lo que nos espera en el resto del disco. Según los propios Burning en este disco “a Madrid lo vestimos de mujer”. Toño comienza a cantar: “Tienes que verla vestirse por las noches para salir, y hacerse la calle apoyada en un farol…”.
 
Continúa el rock enérgico, furioso, con “Rock and roll mama” y “Hey nena”. Esta última incluye la efectiva guitarra de Risi, herencia de Chuck Berry y Keith Richards, y unos coros femeninos que son un guiño al “Simpathy for the devil” de los Stones.
 
La voz de Toño está sobresaliente en todo el disco. Con actitud chulesca y canalla imprime su fuerza y su carácter personal a los temas más movidos, pero también demuestra su tremenda capacidad para interpretar las más estremecedoras baladas, como “Lujuria” o “Sin tiempo para vivir”. Absolutamente magistral.
 
La colección de clásicos se completa con “Miéntelas” o “Jim Dinamita”. Dos muestras más de rock sucio y callejero. Como decía Toño acerca de Jim Dinamita: “Los personajes de nuestras canciones son reales. Jim Dinamita es real, se llama Pepe el Malo. Lo conoce todo el barrio. Me bebo los vinos o me he dado de tortas por ahí con él. Las historias de nuestras canciones son de aquí, son nuestras. Pero creo que este tipo de personajes igual que existen en La Elipa los hay en cualquier parte”.
 

Con este disco Burning fue uno de los grupos precursores del rock and roll cantado en castellano, retratando escenas y personajes de la vida real, temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución), amores y desamores, y también aludiendo a los tópicos del rock and roll (alcohol, chicas, fiestas, etc.).

Fuente: Rubén Diskobox en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1.  «Es Especial» – 3:17
  2.  «Tú Eres mi Amor» – 2:24
  3.  «Ja Ja Ja» – 3:00
  4.  «Es Decisión» – 2:52
  5.  «Quiero Ser un Robot» – 3:18
  6.  «No Es Extraño que Tú Estés Loca por Mí» – 4:32
  7.  «Baila Mientras Puedas» – 3:06
  8.  «Día de Lluvia» – 3:23
  9.  «Escríbelo con Sangre» – 3:41

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Tahúres Zurdos – Tahúres Zurdos [MiniLP] (1988)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

Tahúres Zurdos fue un grupo de rock originario de Potasas (Navarra) cuya carrera se extendió entre 1987 y 2004. La formación original del grupo era Aurora Beltrán (voz, y guitarra), Manuel “Lolo” Beltrán (hermano de Aurora y también guitarra), Luis Salcedo (bajo) y Javier Lizarazu “Puntxes” (batería).

Lolo y Aurora provienen del pueblo minero de Potasas. De ese pueblo, y de la existencia en él de un casino donde los trabajadores de la mina se gastaban su sueldo, viene el nombre de “tahúres” que bautiza al grupo. La cuestión de “zurdos” es relativa a que tanto Aurora como Lolo son zurdos. Los orígenes del grupo se remontan a Pamplona y a una serie de actuaciones de sus miembros en el País Vasco, Navarra y otros lugares del norte ibérico.

Con 40.000 pesetas grabaron una maqueta que más tarde sería un disco homónimo, «Tahúres Zurdos», mini elepé grabado el los Estudios Elkar de Lasarte (Euskadi), con Jean Phocas en los controles y producido por Juan Carlos Pérez, y editado por Oihuka en 1988. También con este sello independiente vasco publicarían su segundo trabajo, “Tahuria”, en 1990. El relativo éxito de sus dos primeros discos les sirvió para fichar por EMI y editar en 1991 “Nieve Negra”, su álbum más exitoso.

El grupo se separó en 2004, tras 17 años en activo y nueve discos.

Fuente: Wikipedia / Zonde

 

 

 

 

 

Lista de canciones:

(Todos los temas compuestos por Aurora Beltrán)

  1. «El Chico de la Mirada Asustadiza» – 4:14
  2. «Nada que Decir» – 3:41
  3. «La Puta» – 4:38
  4. «Lujuria» – 3:30
  5. «Como el Humo» – 3:05
  6. «Muerte Ven» – 3:21

Calidad: FLAC

 

Gracias al compañero Bizio por este archivo.

 

 

 


Los Suaves – Ese Día Piensa en Mí (1988)

 

[Ciclo de Rock Ibérico]

 

La tercera entrega de Los Suaves es la de su confirmación como una de las grandes bandas del rock nacional. Con este trabajo consiguen que tanto la prensa como el público se rindan a sus pies.

La grabación de «Ese Día Piensa en Mí» (Edigal, 1988) transcurre en los estudios Eolo de Gijón y Los Suaves en esta ocasión son: Yosi (voz, guitarra, armónica), Charly (bajo), Hermes Alogo (guitarra solista) y Moncho Costoya (guitarra). Cuentan con las colaboraciones de Alejandro Cano (batería) y Alberto Cereijo (guitarra). Este último aparece por primera vez grabando guitarras en “No puedo dejar el rock” pero pronto pasa a ser un miembro más de la banda, aportando un sonido más agresivo, lo que lleva a una evolución del sonido Suaves coincidiendo con el cambio de década.

El disco se abre con “¿Sabes? ¡Phil Lynott, murió!”, un homenaje sentido y oscuro al líder y fundador del grupo irlandés Thin Lizzy fallecido el 4 de enero del 86. Hard rock cargado de electricidad y lírica… “Campanas de muerte resuenan / pues, en la ciudad del rock and roll ya no brillan las estrellas”. En cierto modo Los Suaves son nuestros Thin Lizzy.

El segundo corte es muy grande, “Dolores se llamaba Lola” hace tiempo que traspasó la barrera de la cultura popular para convertirse en un himno para varias generaciones. Una intro perfecta y una letra de leyenda, lo demás es historia viva del rock nacional… “Fuiste la niña de azul / en el colegio de monjas / calcetines y coletas / y estabas loca por Paco… Las vueltas que da la vida / el destino se burla de ti / dónde vas bala perdida / dónde vas triste de ti”.

“Nena, te voy a dejar” es uno de esos medios tiempos cercanos a la balada rock que tanto les gustan a la banda. Un recurso necesario cuando se escriben letras que son pura poesía del abandono: “Y en el fondo del arcón / junto a mi suerte negra / ¿Sabes qué voy a guardar? / Con tus recuerdos, mi pena”.

El rock es un vicio imprescindible, un amor que nunca te abandona, por eso “No puedo dejar el rock”… “Puedes atrapar el viento / llevar a casa el mar / evitar que pase el tiempo / pero no puedes, no puedes dejar / no puedes dejar el rock”. Un estribillo demoledor y unas guitarras para el recuerdo.

También tenemos que destacar la crudeza de “Ese día piensa en mí”, una de las grandes composiciones de Yosi –“El día de la eterna noche sin sueños… Ese día piensa en mí”-, la agridulce “Rió y no sé por qué” y el colofón final acercando el mundo sórdido de la droga: “Camino de una dirección”. “Su nombre es Nunca Jamás, como el cuervo de la muerte”.

Estamos ante el primer gran disco de la banda, pronto llegarían más.

Fuente: Fernando Fernández Rego en LaFonoteca.net

 

 

 

 

Lista de canciones:

  1. «¿Sabes? ¡Phil Lynott Murió!» – 4:14
  2. «Dolores se Llamaba Lola» – 5:08
  3. «Sólo Pienso en Dormir» – 4:20
  4. «Nena, Te Voy a Dejar» – 6:45
  5. «No Puedo Dejar el Rock» – 4:07
  6. «Ese Día Piensa en Mí» – 4:22
  7. «Buen Suceso» – 3:45
  8. «Río y No Sé Por Qué» – 3:05
  9. «Camino de una Dirección» – 6:15

Calidad: 192 Kbps